La “llamada a la acción” y pedirles comprar ¡HOY!

No te limites a informar a tus clientes potenciales sobre lo que tu empresa tiene que ofrecer.

Anímalos a tomar medidas. Diles directamente que hagan tal o cual acción.

Si estás llevando una campaña de publicidad exterior como carteles o anuncios en diversos medios colocados en muebles urbanos o en folletería entonces indícales que vayan a tu local o que visiten cierta página web o sencillamente que te llamen.

Si estas utilizando la versión digital, entonces indícales que hagan click en tu anuncio, que ordenen su producto, paguen por su servicio, etc.

Esto es… dile a tus clientes lo que quieres que hagan.

Por ejemplo, tu “llamada a la acción” puede alentar a la gente a que te llamen a un número telefónico para realizar una reservación, enviarte un correo electrónico para obtener más información, o rellenar un formulario para obtener más información sobre tus servicios, a unirse a tu boletín de noticias semanal o mensual o a comprar tu producto o servicio.

Incluso podrías dirigir a dichos clientes potenciales a hacer clic (si se trata de un anuncio digital) para llevarlos a tu sitio web en lugar de sólo mirar el anuncio.

Esto es, la publicidad llevada a la acción utilizando palabras emocionantes con un lenguaje persuasivo para dar ese empuje extra.

Por ejemplo, si vemos uno de los anuncios más exitosos de la historia publicado en una de la revista que vendió el famoso libro “Cómo ganar amigos e influir en la gente” en 1937, se observa que era una especie de cupón en donde indicas tu nombre y dirección. Se muestran tanto la inversión de riesgo y la llamada a la acción y todo listo para ser enviado.

Recuerda que en 1937 no existían los medios digitales, por lo que la publicidad tradicional tenía que recurrir a artilugios como este para que las personas “hicieran” lo que tú les indicaras.

Ahora bien, ten presente que no deseas plantar simplemente una semilla con tus anuncios, deseas que la gente avance y haga algo acerca de tu oferta AHORA.

Cuando la gente ve un anuncio y piensa en darle a una empresa una oportunidad más tarde, puede ser que realmente quiera hacerlo.

Sin embargo, la gente más a menudo continúa con sus vidas y se olvidará de tu anuncio y el producto que podría haberle interesado. Por lo tanto, hay que animar a la gente a actuar ahora en lugar de más tarde.

Entonces para estos casos, incluye el llamado: estado de urgencia.

Por ejemplo, puedes hacer una oferta irresistible y limitada por tiempo.

Si la gente ve que sólo tienen una cantidad determinada de tiempo, como algunas horas o días para enganchar un trato inolvidable que ya de por sí están bastante emocionados, será más probable que haga un movimiento ahora que más tarde.

Muchas personas asumen que serán capaces de obtener el mismo trato más adelante. Pero si saben que no puede hacerlo, tendrán más probabilidades de aceptar el trato ahora.

Ese no es el único modo de crear un sentido de urgencia. También puedes mencionar sobre una próxima temporada o evento cuando tu producto se vuelva a presentar, por lo que la gente tenderá a compra ahora.

Independientemente de cómo lo hagas, es importante que tus clientes potenciales sepan que ahora es el mejor momento para hacer un movimiento… ¡YA!

Read More