¿Se puede vivir en una de las ciudades más densas e importantes como la Ciudad de México?

Vivir o visitar la Ciudad México significan muchas aventuras, desde el dónde vivir, cómo transportarte, dónde trabajar y qué hacer.

En sí, esta megaciudad es un abanico de opciones, todas ellas adecuadas para quienes buscan una oportunidad en esta enorme ciudad.

Muchas han sido las personas que han llegado a este Ciudad buscando algo mejor, así como muchos nacidos en ella no se van por considerarla “su hogar”.

En lo personal, soy del segundo grupo. Mis abuelos llegaron aquí muy jóvenes, nacieron mis padres, se conocieron y llegamos nosotros.

Ahora ante el reto de comenzar mi independencia, decidí buscar entre los departamentos en la Condesa mi lugar para radicar, al menos por un tiempo.

La razón principal para elegir esta zona es por ubicación y sus infinitas posibilidades de entretenimiento y cultura que están muy ligadas a mi trabajo.

El lado cultural de la vida en la Ciudad de México ha estado muy influenciado por el pasado de la ciudad: los ritos aztecas y católicos han resistido la prueba del tiempo y están prosperando, si no en la vida cotidiana, al menos en forma de innumerables festivales callejeros.

Naturalmente, la Ciudad de México tiene mucho más que ofrecer que las fiestas tradicionales. También hay mucho para ver si eres un aficionado a los deportes o un aficionado a la historia, viviendo en la ciudad de México es muy poco probable que te aburras.

Como una de las ciudad más grande y representativas del mundo, las expectativas de los visitantes y de sus habitantes locales son muy altas, y por supuesto, la Ciudad de México está a la altura de satisfacer a todos. Por otro lado, no es sorprendente el hecho de que vivir en la capital sea más costoso que vivir fuera de ella.

Entre los muchos datos que puedes encontrar en Internet es que al comparar los precios en ciudades de todo el mundo, se registra que el precio promedio de un departamento de un dormitorio en el centro de la ciudad es de unos 495 usd al mes. Fuera del centro de la ciudad sería en promedio 310 usd al mes.

Este es un ejemplo, solo que habrá que evaluar todos los pros y contras al hacer una comparación como tal.

En mi caso nuevamente, si bien mi departamento no es de los baratos, sí me facilita el hecho de pagarlo porque me queda a unas cuantas cuadras de mi trabajo, por lo que el tema del trasporte (tiempo y dinero) se ve compensado con el valor de mi departamento, además de su excelente ubicación.

Bajo ciertas circunstancias, la ciudad de México puede ser una ciudad muy provechosa para vivir, tal como me pasa a mi.

Veamos otros casos, un solo paseo en el metro cuesta solamente 3 pesos mexicanos (0,.6 usd), y si haces tus compras en sus típicos y tradicionales mercados de barrio o los llamados “sobre ruedas”, encontrarás productos frescos y de alta calidad a precios realmente accesibles.

Por otro lado, la selección gastronómica de la Ciudad de México ofrece algo para todos los gustos y presupuesto. En promedio, una comida en un barrio regular asciende a un promedio de 100 pesos mexicanos (5 usd).

Los servicios públicos (agua, gas, servicio de basura y una cantidad razonable de electricidad) tampoco son caros, lo que equivale a un promedio de 700 peso mexicanos (unos 43 dólares) al mes.

Por lo tanto, los costos de vida en la Ciudad de México realmente depende a lo que uno se dedique y el cómo quieres vivir.

Esto es, si decides vivir en una de las ciudades más lujosas como lo es Polanco, o comprar en centros comerciales de lujo, definitivamente tendrá un impacto en tu billetera.

En general, siempre y cuando no te importe tomar transporte público, ir de compras en los mercados, y no comer en restaurantes de tres estrellas Michelin, podrás vivir cómodamente a un bajo costo en esta bella ciudad.

Read More

Recomendaciones para implementar un sistema de seguimiento de activos

Para una empresa, la parte de activos y su seguimiento debe ser un proceso a considerar y entre más grande y compleja es la empresa, con mayor razón entra en funciones un sistema de seguimiento de activos.

Lo primero es contar con un sistema de etiquetado de activos y para evitar problemas en su implementación habrá que considerar los siguientes 4 puntos:

1) No subestimes el número total de tus activos

Cuando una empresa comienza a seguir sus activos a menudo sienten que tienen un buen manejo de lo que quieren realizar en cuanto a su seguimiento y la cantidad de activos que necesitan para etiquetar.

Lo curioso es que cuando comienzan a mirar su inventario o la totalidad de todos sus activos fijos es un poco más de lo que habían pensado originalmente o planeado.

En promedio, la mayoría de las empresas que están implementando el seguimiento de activos necesitan cerca de un 15% más de etiquetas que las que originalmente pensaban debido a elementos adicionales que no contaban o el alcance de lo que están incluyendo en su programa de seguimiento.

2) Necesidad de Software

Ya sea implementando un código de barras o un sistema RFID de seguimiento de activos, la necesidad de un software para hacer que tu proyecto de etiquetado de activos sea un éxito es fundamental.

Encontrar el software de seguimiento de activos adecuado, ya sea una simple aplicación, una oferta basada en la nube o un sistema interno de propiedad, es necesario identificar el correctoa para su aplicación en particular para aprovechar la tecnología que utilizan las etiquetas de activos.

Hay muchas ofertas de software de gestión de activos, así que echa un vistazo a algunos que pueden ser auto-implementado o unirse a las fuerzas con un código de barras o integrador de RFID que puede ayudar con la aplicación.

3) Comprar etiquetas basadas en su funcionalidad en lugar de su precio

La elección de la etiqueta de activos correcta, en realidad, es una de las decisiones más importantes que se deben tomar en el desarrollo de su sistema de identificación.

Si la etiqueta no es lo suficientemente resistente, no tiene el adhesivo adecuado o no está construida para durar, al final causará problemas o la derrota de todo propósito de la gestión de activos en general.

Por ello, la calidad y uso de etiquetas industriales es un factor importante dentro del proceso.

Asegúrate de elegir etiquetas que funcionarán adecuadamente durante y para el proceso para evitar que sean el vínculo débil que provoque fallas en el proyecto o que fracase totalmente.

4) Comprender cómo las superficies metálicas impactan en un sistema RFID

Al implementar un sistema RFID de seguimiento de activos es importante entender cómo el metal puede influir en el sistema.

En primer lugar, el metal y las etiquetas RFID estándar no se mezclan. Una etiqueta RFID estándar no está hecha para ser leída en una superficie metálica debido a que las ondas de radio rebotan en la superficie metálica y nunca llegan a la etiqueta.

Si estás colocando etiquetas RFID en una superficie metálica, necesitarás una etiqueta RFID de etiqueta para metales. Estas etiquetas están diseñadas específicamente para trabajar sobre superficies metálicas para funcionar bien.

También en términos de metal, es importante entender que una onda de radio no puede pasar a través del metal. En un sistema RFID pasivo, las ondas de radio enviadas por un lector para encender una etiqueta se reflejarían fuera del metal y nunca llegarían a la etiqueta, por lo tanto, no sería capaz de responder.

Si tienes objetos RFID etiquetados dentro de un contenedor metálico, necesitarás colocar un lector RFID dentro del contenedor para leer las etiquetas.

Si necesita ayuda con un proyecto de etiquetado de activos o deseas ordenar etiquetas industriales para tu sistema de seguimiento de activos, ponte en contacto con nosotros o solicita una cotización en Gráficas Villalba.

Read More

Consideraciones para elegir tu primera vivienda

La elección de la primera vivienda es un tema importante, ya que para muchos se trata de una inversión que puede marcar la diferencia entre una residencia temporal o la definitiva.

Ubicación, áreas verdes, cercanía a comercios y locomoción colectiva, modernidad, que el edificio sea amigable con el medioambiente y las terminaciones, son sólo algunos de los requisitos que muchos tienen a la hora de comenzar la búsqueda de su primer departamento.

El comprar una vivienda no es cosa de todos los días, y más si se trata de la casa propia. Por ello, se deben tomar en cuenta varios factores que puedan determinar el tipo de inmueble que necesitamos o que está a nuestro alcance.

En la actualidad, hay varios factores en juego que los potenciales propietarios ponen en la balanza a la hora de comprar. Por una parte, han aumentado fuertemente las alternativas de tipos de vivienda, diversidad de ubicaciones y múltiples vías de financiamiento. Por otra, estamos frente a un comprador mucho más informado y exigente.

La gente no sólo se pregunta dónde quiere vivir, sino también cómo quiere vivir. La compra de una casa o un departamento es a largo plazo y, por lo tanto, muy bien pensada. Lo que la gente quiere va más allá de un lugar cómodo, lindo, seguro, bien construido, con espacios comunes amplios, busca el barrio completo, la gente desea conectividad, estar cerca del trabajo, de los colegios, de lugares donde entretenerse. Al pensar en una vivienda, se imagina cómo será su vida completa en ese lugar.

Una de las mejores opciones que se perfila al norte de la Ciudad de México son los departamentos en venta zona esmeralda, un desarrollo inmobiliario de gran envergadura que brinda una calidad de vida inmejorable.

 

 

 

Read More

Ventajas y desventajas de un departamento seminuevo

Cuando salimos en busca de una propiedad, además de la ubicación, solo pensamos en el costo por metro cuadrado.

El tema de la ubicación es fundamental. La cercanía a medios de transporte, locales comerciales, escuelas, plazas, son elementos que influyen en el valor del inmueble y no hay que dejarlos de lado.

Compare el precio por metro cuadrado con otras propiedades de la zona para ver si la tasación es correcta.

Espacios Comunes

Al llegar a un departamento, lo primero que vemos es la entrada y los espacios comunes. Tenemos que transformarnos en pequeños detectives para deducir los problemas que pueden presentarse en el futuro o los posibles gastos extra que deberemos afrontar.

Hay que prestar atención y ver si el mantenimiento del edificio es bueno. Si vemos que está sucio, pueda dar pautas de problemas con el encargado. Si está despintado, con la vereda y pozos de aire descascarados, en el edificio puede haber un problema de administración.

¿Cuantos ascensores hay? ¿Hay ascensor de servicio?¿ Son grandes? Si no lo son, echemos una mirada a la escalera. ¿Es lo suficientemente amplia como para subir los pesados muebles que heredamos?

Orientación del Departamento

Un punto para tener en cuenta es la orientación. Personalmente, jamás elegiría un departamento con orientación Oeste. Pero que los hay, los hay. Y se venden.

Si usted opta por un departamento con esa orientación, debe calcular que tendrá que invertir en toldos y equipos de aire acondicionado ya que es prácticamente imposible frenar el sol en los meses de verano y su hogar sin estos adminículos se convertirá en un gran sauna.

La orientación Sur, a pesar de que no verá un rayo de sol, es muy luminosa.

La orientación Este, es muy buena en especial para los dormitorios ya que reciben el sol de la mañana y por la noche estará fresco.

 

 

 

El Departamento

Una vez en el departamento, debemos fijarnos si tiene buena circulación. O doble circulación. O si hay una entrada independiente para el área de servicio.

Llamo doble circulación, a poder acceder a los dormitorios desde el área de servicio, sin pasar por el Living o atravesando otro dormitorio.

Hay departamentos que permiten refacciones, pero si la circulación es mala desde el vamos, nunca quedará bien por más dinero que invirtamos.

Hay que ver si hay profusión de placares y si tienen las divisiones correspondientes. En el caso de que no las tengan es un costo extra que debemos afrontar.

Mirar el estado de los pisos y apreciar la calidad y el estado de la madera.

No hay que dejar de mirar las aberturas. Probar si cierran y abren bien. Si son de madera y están en buenas condiciones. Si la carpintería metálica está picada y los vidrios están sanos.

Si hay balcón, verificar si tiene o no rejilla de desagüe. Si no la tiene, y queremos colocar un equipo de aire acondicionado vamos a tener que colocar un bidón para recoger el agua que arroja el equipo.

Si tenemos niños y el balcón tiene protección tendremos un problema menos.

Debemos ver el estado de las paredes. Que no haya humedades o rajaduras. Si alguna humedad proviene de un edificio vecino, el tema se complica porque debe intervenir otra administración.

A menos que el departamento esté recién pintado y de blanco, es muy difícil que nuestro gusto coincida con el de los propietarios. Si está empapelado, y seguramente no nos gusta, hay que sumarle el costo extra que conlleva retirar el papel.

Usted debe observar la grifería para ver si está en condiciones o tendrá que cambiarla. Recuerde que todo suma.

Podemos dar una ojeada a las cañerías mirando por debajo de las piletas. Si son de plomo, deberá cambiarlas. Mire si los cuartos de baño tienen ventilación.

Si la bañera está percudida, no es necesario cambiarla. Puede enlozarla por un precio razonable.

En la cocina, hay que mirar el estado de los muebles. ¿Están en condiciones o tendrá que cambiarlos? Si están en buenas condiciones, debe ver si hay suficiente espacio de mesada y de alacenas. ¿La mesada es de granito? Maravilloso. ¿La cocina funciona bien? ¿Hay espacio suficiente para su heladera? Si a usted le gusta tener Lavavajillas, mire también si hay espacio para instalarlo sin tener que tirar todo abajo. ¿Cómo se calienta el agua? ¿Hay servicios centrales?.¿Calefón o Termotanque?

El lavadero es otro espacio para tener en cuenta. ¿Hay espacio para el lavarropas y secarropas? ¿Hay escobero y espacio para artículos de limpieza? Hay suficiente espacio para tender la ropa si es que no contamos con secarropas.

Pregunte cual es el sistema de calefacción y si está en funcionamiento. Hay casos en que los radiadores están “de adorno”. Recuerde que las estufas en dormitorios deben ser de Tiro Balanceado. Mire si hay cantidad suficiente de Tomas y Bocas de luz. Si hay fichas para Teléfono, para TV por cable. Échele una mirada al Tablero de Electricidad para saber si hay varios circuitos independientes y si hay Disyuntor y Llaves térmicas.

Una vez que usted haya verificado estos items, podrá tener una idea aproximada de los gastos que deberá efectuar y también le puede ser útil para negociar el precio de venta.

Por último pida ver la liquidación de expensas. No solo la última, sino la de varios meses atrás. De este modo puede saber si podrá afrontar el gasto y si hay muchos vecinos morosos que impidan la buena conservación del inmueble.

Aunque si vas a pagar renta por ese departamento usado y los contras superan a las cosas positivas te recomendamos mejor hace una inversión a largo plazo para ti o para tu familia, un buen ejemplo de comodidad y equilibrio con la naturaleza son los departamentos en venta zona esmeralda.

Read More

Wall-E el robot

El día de ayer entré a internet con el propósito de revisar la forma de poder reciclar las varillas de acero y mientras leía algunos post y veía imágenes , me saltaron fotografías de acero comprimido en cubos de metal para su fácil manejo y reciclaje. Cuando vi estos cubos no pude evitar recordar la película animada de Walt Disney Pictures y Pixar Animation llamada Wall – E.


Esta película salió en el 2008 y fue dirigida por Andrew Stanton , reconocido director que ganó un Oscar como mejor película de animación gracias a la película Buscando a Nemo.

Wall -E es un robot pensante y con sentimientos de la línea que lleva el mismo nombre que fue diseñado para limpiar la basura que cubre la Tierra después de que esta se quedo devastada gracias al ser humano y la contaminación. Para poder sobrevivir como raza , los humanos decidieron dejar el planeta Tierra para vivir en el espacio exterior mientras en el planeta los robots se encargaban de recolectar la basura en pequeños cubos metálicos para que en un futuro, el ser humano pueda regresar y poblar el planeta en el que antes habitó.

La historia comienza con el robot que , desde temprano se levanta para ir a trabajar en la monotonía del día a día, sin que nada cambie y con la contaminación y basura como su única vista. Mientras recolecta los desperdicios encuentra una bota que contiene una planta en su interior, esto le emocionó y regresa a su casa para guardarla en su vasta colección.

Tras varios días la monotonía se interrumpe cuando un cohete desciende a la Tierra para dejar un en ella a una robot de combate llamado Eva cuya misión es investigar si la Tierra puede ser poblada una vez más. Ella está en busca de algún ser viviente.

Wall-E se sorprende y la sigue en su búsqueda sin que ella se de cuenta, pero cuando lo descubre se vuelven amigos inseparables mientras Wall-E comienza a sentir algo por ella, por lo que desea enseñarle su colección preciada y mostrarle la planta que tenía en su poder. Cuando ella observa el ser vivo, entra en “modo” de alerta verde para que los humanos que están en el espacio estén al tanto de este descubrimiento.

Días después una nave regresa a la Tierra para llevarse a Eva con él, pero Wall-E no tiene intención de dejarla sola, por lo que se sube a la nave y comienza una aventura llena de comedia y misterio junto con los humanos que viven como reyes en la nave nodriza: no hacen ejercicio, no caminan, no hablan con las personas de su alrededor; se mueven a través de carros puestos en diferentes vías como de tren y se comunican a través de una pantalla mientras están sentados comiendo todo el tiempo. La raza humana se ha perdido en la tecnología y no miran más allá.

Sólo cuando llega Wall-E y crea, junto con Eva y la planta, distintos eventos desafortunados a su alrededor, la sociedad  como la conocían cambiaría para siempre.

Read More

La “llamada a la acción” y pedirles comprar ¡HOY!

No te limites a informar a tus clientes potenciales sobre lo que tu empresa tiene que ofrecer.

Anímalos a tomar medidas. Diles directamente que hagan tal o cual acción.

Si estás llevando una campaña de publicidad exterior como carteles o anuncios en diversos medios colocados en muebles urbanos o en folletería entonces indícales que vayan a tu local o que visiten cierta página web o sencillamente que te llamen.

Si estas utilizando la versión digital, entonces indícales que hagan click en tu anuncio, que ordenen su producto, paguen por su servicio, etc.

Esto es… dile a tus clientes lo que quieres que hagan.

Por ejemplo, tu “llamada a la acción” puede alentar a la gente a que te llamen a un número telefónico para realizar una reservación, enviarte un correo electrónico para obtener más información, o rellenar un formulario para obtener más información sobre tus servicios, a unirse a tu boletín de noticias semanal o mensual o a comprar tu producto o servicio.

Incluso podrías dirigir a dichos clientes potenciales a hacer clic (si se trata de un anuncio digital) para llevarlos a tu sitio web en lugar de sólo mirar el anuncio.

Esto es, la publicidad llevada a la acción utilizando palabras emocionantes con un lenguaje persuasivo para dar ese empuje extra.

Por ejemplo, si vemos uno de los anuncios más exitosos de la historia publicado en una de la revista que vendió el famoso libro “Cómo ganar amigos e influir en la gente” en 1937, se observa que era una especie de cupón en donde indicas tu nombre y dirección. Se muestran tanto la inversión de riesgo y la llamada a la acción y todo listo para ser enviado.

Recuerda que en 1937 no existían los medios digitales, por lo que la publicidad tradicional tenía que recurrir a artilugios como este para que las personas “hicieran” lo que tú les indicaras.

Ahora bien, ten presente que no deseas plantar simplemente una semilla con tus anuncios, deseas que la gente avance y haga algo acerca de tu oferta AHORA.

Cuando la gente ve un anuncio y piensa en darle a una empresa una oportunidad más tarde, puede ser que realmente quiera hacerlo.

Sin embargo, la gente más a menudo continúa con sus vidas y se olvidará de tu anuncio y el producto que podría haberle interesado. Por lo tanto, hay que animar a la gente a actuar ahora en lugar de más tarde.

Entonces para estos casos, incluye el llamado: estado de urgencia.

Por ejemplo, puedes hacer una oferta irresistible y limitada por tiempo.

Si la gente ve que sólo tienen una cantidad determinada de tiempo, como algunas horas o días para enganchar un trato inolvidable que ya de por sí están bastante emocionados, será más probable que haga un movimiento ahora que más tarde.

Muchas personas asumen que serán capaces de obtener el mismo trato más adelante. Pero si saben que no puede hacerlo, tendrán más probabilidades de aceptar el trato ahora.

Ese no es el único modo de crear un sentido de urgencia. También puedes mencionar sobre una próxima temporada o evento cuando tu producto se vuelva a presentar, por lo que la gente tenderá a compra ahora.

Independientemente de cómo lo hagas, es importante que tus clientes potenciales sepan que ahora es el mejor momento para hacer un movimiento… ¡YA!

Read More