La elección de la primera vivienda es un tema importante, ya que para muchos se trata de una inversión que puede marcar la diferencia entre una residencia temporal o la definitiva.

Ubicación, áreas verdes, cercanía a comercios y locomoción colectiva, modernidad, que el edificio sea amigable con el medioambiente y las terminaciones, son sólo algunos de los requisitos que muchos tienen a la hora de comenzar la búsqueda de su primer departamento.

El comprar una vivienda no es cosa de todos los días, y más si se trata de la casa propia. Por ello, se deben tomar en cuenta varios factores que puedan determinar el tipo de inmueble que necesitamos o que está a nuestro alcance.

En la actualidad, hay varios factores en juego que los potenciales propietarios ponen en la balanza a la hora de comprar. Por una parte, han aumentado fuertemente las alternativas de tipos de vivienda, diversidad de ubicaciones y múltiples vías de financiamiento. Por otra, estamos frente a un comprador mucho más informado y exigente.

La gente no sólo se pregunta dónde quiere vivir, sino también cómo quiere vivir. La compra de una casa o un departamento es a largo plazo y, por lo tanto, muy bien pensada. Lo que la gente quiere va más allá de un lugar cómodo, lindo, seguro, bien construido, con espacios comunes amplios, busca el barrio completo, la gente desea conectividad, estar cerca del trabajo, de los colegios, de lugares donde entretenerse. Al pensar en una vivienda, se imagina cómo será su vida completa en ese lugar.

Una de las mejores opciones que se perfila al norte de la Ciudad de México son los departamentos en venta zona esmeralda, un desarrollo inmobiliario de gran envergadura que brinda una calidad de vida inmejorable.