Jarocha, se le denomina a esa hermosa chica de la costa que baila al ritmo del sonido con su vestido blanco con una faja de seda y una flor en el pelo detrás de la oreja.

La cultura de Veracruz es una de las más distintivas del folclore mexicano con una gran fiesta jarocha, gastronomía costera y bailes mixtos forman una pintura multicolor que es digna de conocer.

Durante todo el año en todo el estado, se celebran numerosas fiestas patronales, religiosas y paganas.

En Veracruz, cada fiesta tiene el baile popular, donde jóvenes y mayores muestran sus habilidades en la pista de baile; corridas de toros, carreras de caballos, bailes populares, peleas de gallos, torneos deportivos, charros, concursos, juegos y actos religiosos son ingredientes esenciales de las grandes celebraciones jarochas.

La celebración más famosa, dentro y fuera del estado, es el carnaval que se celebra cada primera semana de febrero.

Los famosos desfiles también tienen música interpretada por músicos que tocan al ritmo del Son jarocho o huapango huasteco, vestuario, numerosos bailarines y el mejor humor para celebrar, después de que se realiza un acto simbólico de “mal humor”, acto que inaugura la celebración.

La gran tradición de la danza veracruzana se manifiesta con el Ballet Folklórico del Gobierno del Estado de Veracruz, orgulloso representante de México por sus presentaciones de la Huasteca, Huapango, Panuco.

Muchos son los bailes que han trascendido sus fronteras y son reconocidos inmediatamente como jarochos como “La danza de los negritos”, “La Bamba” , “El baile del palomo” y otras danzas más.

La posición costera de la entidad se une a una larga tradición indígena, española y afroantilliana que da paso a una vasta y diversa cocina.

En la costa, los platos de marisco que más destacan son el calamar en su tinta, empanadas de camarones, chilpachole y “Huachinango a la Veracruzana” cuya fama también ha traspasado fronteras.

En Coatzacoalcos, platos exóticos adornan las mesas de los curiosos con carne de armadillo, sopa de tortuga, pejelagarto ahumado y carne de tejón, entre otros.

La avena coyol y el té de hierba son populares en Minatitlán, donde también puedes disfrutar de grandes tamales de chipiles o coyol.

En Martínez de la Torre también puedes disfrutar de platos como la sopa de caracol y las acamayas de chipotle.

Veracruz es famoso por su exportación de café de calidad. El área de Coatepec es conocida por producir granos aromáticos, pero también se distingue por su gran cocina, su tradicional sopa de pollo y la trucha arco iris.

El trabajo artesanal es otra manifestación artística de la gran calidad de Veracruz.

Las numerosas etnias todavía viven en el territorio y elaboran hermosos productos textiles, cerámica y productos de cartón.

En la zona de la Huasteca y en la Sierra de Zongolica, donde viven los indios macehuales, elaboran telas para manufacturar mantas, carteras y alfombras.

El antiguo arte de la cerámica tenía un predominio en las antiguas culturas mesoamericanas y hoy día se ha extendido entre las comunidades de la Huasteca y San Miguel Aguaselos.

Las mujeres elaboran hermosos objetos de cerámica para ellos y para vender.

El tercer arte popular es la artesanía en cartón, cuyo uso también se remonta a las primeras comunidades mesoamericanas y hoy en día se utilizan para la decoración y para las ofrendas rituales con papel de china.

La mejor parte de todo esto es que es tan rápido y accesible visitar este Estado, durante todo el año podrás encontrar vuelos baratos a Veracruz lo que te permitirá no solo conocer, sino también disfrutar de su color, sabor y alegría…