Hace unos días conocí a un doctor militar cuya personalidad y vida es muy interesante. Siempre he sabido que los doctores militares son los mejores, tanto aquí  en nuestro país como en el resto del mundo. Siempre supe también que esto también tenia que ver con la naturaleza de su profesión militar que requiere mucha disciplina, precisión y extenso conocimiento. Sin embargo, nunca había sabido bien por lo que atravesaban muchos de los médicos militares para llegar donde se encuentran. En primer lugar ahora se que los médicos militares son antes militares que médicos lo que significa que tienen dos profesiones que interactúan simultáneamente de una manera muy armoniosa, puesto a que un general opera de la misma manera que un medico en una cirugía.

 Asimismo, debido a que los médicos militares son antes soldados que doctores,  ellos también funcionan por rangos lo que significa que dentro de su ya desafiante profesión médica, también existe la cadena de mando militar, lo que significa que un medico Capitán siempre va a estar subordinado a un medico Teniente Coronel. Esto es muy importante debido a que les da un sentido muy ordenado a los galenos además de que les dota de la virtud mas grande que puede tener un medico : humildad. Esto es debido a que la arrogancia se disuelve en la cadena de mando, puesto a que todos en su propio rango entienden su función y sus límites, aunque la posibilidad de escalar a niveles mas altos siempre esta ahí para aquellos que se desempeñen de manera adecuada, una manera que no se puede improvisar puesto a que esta se encuentra en todos los manuales. Asimismo, esta calificación y posibilidad de promoción es completamente imparcial.

 Si bien los médicos por regla son personas sumamente organizadas, los médicos militares son aún más, por no decir mucho más. Esto se debe a que los médicos militares operan en circunstancias sumamente distintas a los médicos civiles, inclusive que aquellos que operan en las salas de emergencias. Esto es debido a que los médicos civiles casi por ley deben trabajar bajo estrictos criterios de sanidad como lo es en un hospital con la temperatura, equipo y herramientas necesarias para conducir un proceso utilizando toda su concentración en un solo paciente.

 Por el otro lado, los médicos militares tienen primero que nada –muchas veces- operar o realizar curación de heridas en hospitales improvisados en medio de la nada escuchando siempre el ruido de bombas, balas y cañones además de correr siempre el riego de ser impactados por algún misil mal guiado que siempre pasan cerca de ellos, lo que puede atraer la atención del medico puede ser fácilmente divergida. Para evitar que esto suceda, los médicos militares deben de desarrollar una construcción de hierro bajo cualquier circunstancia  además de que los médicos militares en estas instancias siempre operan en situaciones de emergencia. Estas son las diferencias principales entre estos médicos : esto lo se por la conversación que tuve con aquel medico militar.