Este tema será debatido siempre que exista la industria del avance de efectivo.

Los defensores de los préstamos a corto plazo argumentan que es una necesidad para las personas que no tienen otros medios de financiación.

En el espectro opuesto, los defensores de los préstamos a largo plazo argumentan que las compañías de préstamos urgentes son básicamente usureros legales.

Al final, todo se reduce a la elección personal. ¿Alguna vez has estado en la necesidad de contar con efectivo rápidamente? Esta situación puede ser estresante. Contar con efectivo inmediato reduce el estrés para muchas personas.

Veamos entonces los pros y contras de ambos esquemas:

  1. a) Préstamos a corto plazo

Pros:

  • Sin verificación de crédito
  • Pagos que pueden ser un pago único, semanales, quincenales…
  • Mínimo trámite de papeleo
  • Fácil aprobación con empleo estable
  • Dinero disponible prácticamente el mimo día o al día siguiente

Contras:

  • Mayores tasas de interés que los préstamos tradicionales
  • Si tienes bajo tu nivel de ingresos, puede ser difícil reembolsar el saldo
  • Tu reembolso puntual no se reflejará en tu informe de crédito

Los préstamos a corto plazo, que son los que encuentras como préstamos por Internet, préstamos urgentes, préstamos rápidos o préstamos en línea ofrecen dinero rápido a personas con problemas financieros urgentes.

El uso de un préstamo a corto plazo para otros asuntos tales como compras más costosas, puede agravar tus problemas financieros y de hecho son muy pocos los prestamistas que prestan montos altos.

Un préstamos a corto plazo puede ser una buena solución cuando te encuentras con una emergencia financiera y cuando sabes que podrás pagar el préstamo rápidamente.

Todo se reduce a ser responsable de tus finanzas, que sepas lo que puedes y no puedes pagar.

Cuando te encuentres en una posición financiera apretada y necesites un monto en efectivo, asegúrate de presupuestar el reembolso para que puedas volver al camino lo antes posible.

  1. b) Préstamos a largo plazo

Pros:

  • Tienen menor tasas de interés que un préstamo de corto plazo
  • El monto prestado es más alto
  • Si pagas a tiempo, se reflejará positivamente en tu informe de crédito

Contras:

  • Pagos mensuales a largo plazo
  • Se requerirá verificación de crédito
  • Se requiere de mayor papeleo
  • El dinero no está generalmente disponible de inmediato
  • Afectará negativamente tu crédito si se paga tarde

Los préstamos a largo plazo son una gran forma de financiar grandes proyectos o comprar grandes artículos. Cuando necesitas hacer mejoras sustanciales en el hogar o quieres comprar un automóvil nuevo, un préstamo a largo plazo será la mejor opción.

Si tienes un buen crédito, tu tasa de interés definitivamente será menor que un préstamos a corto plazo.

Sin embargo, en términos reales, un préstamo a largo plazo no te ayudará en casos de un apuro. Los préstamos a largo plazo pueden ser bastante complicados y pueden tardar semanas en obtenerse.

No servirá de ayuda cuando la factura de electricidad venza al final de la semana, por ejemplo.

Los préstamos a largo plazo y los préstamos a corto plazo se utilizan para situaciones totalmente diferentes.

Las personas que utilizan los servicios de un préstamo urgente están felices de que estén disponibles. Generalmente se encuentran con un problema financiero crucial y este tipo de préstamo ofrece una resolución oportuna.

Las personas que se quejan de ellos generalmente no tienen que usarlos. Al final, la decisión es tuya.