Cuando salimos en busca de una propiedad, además de la ubicación, solo pensamos en el costo por metro cuadrado.

El tema de la ubicación es fundamental. La cercanía a medios de transporte, locales comerciales, escuelas, plazas, son elementos que influyen en el valor del inmueble y no hay que dejarlos de lado.

Compare el precio por metro cuadrado con otras propiedades de la zona para ver si la tasación es correcta.

Espacios Comunes

Al llegar a un departamento, lo primero que vemos es la entrada y los espacios comunes. Tenemos que transformarnos en pequeños detectives para deducir los problemas que pueden presentarse en el futuro o los posibles gastos extra que deberemos afrontar.

Hay que prestar atención y ver si el mantenimiento del edificio es bueno. Si vemos que está sucio, pueda dar pautas de problemas con el encargado. Si está despintado, con la vereda y pozos de aire descascarados, en el edificio puede haber un problema de administración.

¿Cuantos ascensores hay? ¿Hay ascensor de servicio?¿ Son grandes? Si no lo son, echemos una mirada a la escalera. ¿Es lo suficientemente amplia como para subir los pesados muebles que heredamos?

Orientación del Departamento

Un punto para tener en cuenta es la orientación. Personalmente, jamás elegiría un departamento con orientación Oeste. Pero que los hay, los hay. Y se venden.

Si usted opta por un departamento con esa orientación, debe calcular que tendrá que invertir en toldos y equipos de aire acondicionado ya que es prácticamente imposible frenar el sol en los meses de verano y su hogar sin estos adminículos se convertirá en un gran sauna.

La orientación Sur, a pesar de que no verá un rayo de sol, es muy luminosa.

La orientación Este, es muy buena en especial para los dormitorios ya que reciben el sol de la mañana y por la noche estará fresco.

 

 

 

El Departamento

Una vez en el departamento, debemos fijarnos si tiene buena circulación. O doble circulación. O si hay una entrada independiente para el área de servicio.

Llamo doble circulación, a poder acceder a los dormitorios desde el área de servicio, sin pasar por el Living o atravesando otro dormitorio.

Hay departamentos que permiten refacciones, pero si la circulación es mala desde el vamos, nunca quedará bien por más dinero que invirtamos.

Hay que ver si hay profusión de placares y si tienen las divisiones correspondientes. En el caso de que no las tengan es un costo extra que debemos afrontar.

Mirar el estado de los pisos y apreciar la calidad y el estado de la madera.

No hay que dejar de mirar las aberturas. Probar si cierran y abren bien. Si son de madera y están en buenas condiciones. Si la carpintería metálica está picada y los vidrios están sanos.

Si hay balcón, verificar si tiene o no rejilla de desagüe. Si no la tiene, y queremos colocar un equipo de aire acondicionado vamos a tener que colocar un bidón para recoger el agua que arroja el equipo.

Si tenemos niños y el balcón tiene protección tendremos un problema menos.

Debemos ver el estado de las paredes. Que no haya humedades o rajaduras. Si alguna humedad proviene de un edificio vecino, el tema se complica porque debe intervenir otra administración.

A menos que el departamento esté recién pintado y de blanco, es muy difícil que nuestro gusto coincida con el de los propietarios. Si está empapelado, y seguramente no nos gusta, hay que sumarle el costo extra que conlleva retirar el papel.

Usted debe observar la grifería para ver si está en condiciones o tendrá que cambiarla. Recuerde que todo suma.

Podemos dar una ojeada a las cañerías mirando por debajo de las piletas. Si son de plomo, deberá cambiarlas. Mire si los cuartos de baño tienen ventilación.

Si la bañera está percudida, no es necesario cambiarla. Puede enlozarla por un precio razonable.

En la cocina, hay que mirar el estado de los muebles. ¿Están en condiciones o tendrá que cambiarlos? Si están en buenas condiciones, debe ver si hay suficiente espacio de mesada y de alacenas. ¿La mesada es de granito? Maravilloso. ¿La cocina funciona bien? ¿Hay espacio suficiente para su heladera? Si a usted le gusta tener Lavavajillas, mire también si hay espacio para instalarlo sin tener que tirar todo abajo. ¿Cómo se calienta el agua? ¿Hay servicios centrales?.¿Calefón o Termotanque?

El lavadero es otro espacio para tener en cuenta. ¿Hay espacio para el lavarropas y secarropas? ¿Hay escobero y espacio para artículos de limpieza? Hay suficiente espacio para tender la ropa si es que no contamos con secarropas.

Pregunte cual es el sistema de calefacción y si está en funcionamiento. Hay casos en que los radiadores están “de adorno”. Recuerde que las estufas en dormitorios deben ser de Tiro Balanceado. Mire si hay cantidad suficiente de Tomas y Bocas de luz. Si hay fichas para Teléfono, para TV por cable. Échele una mirada al Tablero de Electricidad para saber si hay varios circuitos independientes y si hay Disyuntor y Llaves térmicas.

Una vez que usted haya verificado estos items, podrá tener una idea aproximada de los gastos que deberá efectuar y también le puede ser útil para negociar el precio de venta.

Por último pida ver la liquidación de expensas. No solo la última, sino la de varios meses atrás. De este modo puede saber si podrá afrontar el gasto y si hay muchos vecinos morosos que impidan la buena conservación del inmueble.

Aunque si vas a pagar renta por ese departamento usado y los contras superan a las cosas positivas te recomendamos mejor hace una inversión a largo plazo para ti o para tu familia, un buen ejemplo de comodidad y equilibrio con la naturaleza son los departamentos en venta zona esmeralda.